México, nostalgia para la vida moderna

En los barrios antiguos, viejas casas urbanas se transforman en terrazas o restaurantes, mientras que el delicioso Mezcal* luce los colores de México.

Enviar a un amigo

PREPARANDO EL TERRENO

A medio camino entre las dos Américas, México, una de las ciudades más grandes del mundo, invita a viajar. Varios chefs trotamundos han traído aquí, para reinventarlos mejor, los sabores de otros lugares, mientras que, en pequeños bares ocultos, los turistas se inician a unas bebidas especialmente sazonadas… La ciudad nunca llegó realmente a decidirse entre la modernidad y la nostalgia, por lo que resulta fácil pasar de antiguos edificios a exuberantes jardines, de museos un tanto desfasados a terrazas desde las que se domina toda la ciudad, ideales para disfrutar del famoso sol de México.

NUESTROS LUGARES FAVORITOS

Condesa

En el barrio artístico de México, los grandes árboles proyectan su sombra contra la fachada del hotel Condesa DF. Aunque a simple vista el edificio, diseñado por un arquitecto francés a principios del siglo XX, parece clásico, su interior es totalmente moderno. La decoración de las cuarenta habitaciones se inspira en la naturaleza circundante. La más hermosa de las suites dispone incluso de una terraza que permite admirar toda la ciudad. Una acogedora habitación es la recompensa a una noche de baile en la pista o a una cena en El Patio, el restaurante del chef César Castañeda.

Avenue Veracruz 102, Roma Nte, 06700 Ciudad de México
€€€

Casa Bosques

Con sus luces suaves y sus preciosos muebles de madera, la Casa Bosques evoca un rinconcito del hogar. Las diferentes estancias, organizadas como habitaciones y salones, invitan a dejar pasar el tiempo ojeando la preciosa colección de libros sobre arquitectura, fotografía, diseño o literatura. El establecimiento también acoge eventos, como encuentros o sesiones de dedicatorias. Resulta imposible resistirse a acompañar la lectura con una tableta de chocolate casero, cuyos sabores, al igual que los libros de la colección, se han seleccionado con gusto.

Cordoba 25, Roma Nte, 06700 Ciudad de México

La Clandestina

De acuerdo con su nombre, La Clandestina pasa desapercibida, y apenas aparece señalada con un discreto cartel... Sin embargo su apariencia de modesta tienda familiar no debe engañarnos, pues este bar atesora toda una especialidad de la casa: un alcohol de ágave, el Mezcal. Basta con acomodarse en uno de los bancos de madera, acercar una vieja lámpara para alumbrarse y escoger una jarra: estas recetas, y son muchas, le llevarán al cabo del mundo. Así que no se extrañe si en el fondo de la jarra se encuentra con alguna larva de gusano o con un escorpión, que obviamente forman parte de la degustación...
*Abusar del alcohol resulta perjudicial para la salud; consúmalo con moderación

Avenida Alvaro Obregón 298, Colina Condesa, 06140 Cuauhtémoc



Rosetta

Tras aprender cocina francesa en Nueva York, y más tarde formarse en cocina italiana en Londres, la chef Elena Reygadas acabó abriendo un restaurante de cocina tradicional... ¡en México! Esta fascinante vuelta al mundo se refleja en los platos del Rosetta, una hermosa morada urbana transformada en restaurante, con sus risottos y tagliatelles traídos del viejo país, un pan casero y un extraordinario vino tinto. A la carta, fiel reflejo de la propietaria, le gusta cambiar de aires: todos los platos son de temporada y resulta difícil comer lo mismo dos veces en el Rosetta.


Colima 166, Colina Roma Norte, 06700 Cuauhtémoc
€€
MODO

El museo MODO es el museo del objeto del objeto. ¿Pero entonces en qué consiste? Pues en realidad se trata de los fondos del museo que contienen varios miles de envases, embalajes y soportes publicitarios; todo el material que permite envasar y promocionar un producto. El objetivo del museo, que ocupa un edificio de estilo Art Nouveau de casi un siglo de antigüedad, es desvelar el aspecto temporal y perecedero de estos artefactos. Estos objetos extraños y singulares esbozan un original retrato de la sociedad mexicana desde el siglo XIX hasta nuestros días.

Colima 145, La Roma, 06100 Ciudad de México