1 PAÍS, 3 CIUDADES: DESCUBRA ITALIA

El país de la dolce vita le abre sus puertas para que descubra sus numerosos tesoros. Italia es el destino perfecto para los amantes de la historia, la cultura... ¡y la gastronomía!

Enviar a un amigo

PREPARAR EL TERRENO

Haga un viaje por la Antigüedad, la Edad Media, el Renacimiento y el Barroco. Solo Italia posee más de una cuarta parte del patrimonio cultural mundial y cuenta con el mayor número de lugares, monumentos y bienes artísticos del Patrimonio Mundial de la UNESCO. Sin embargo, la riqueza de este país no se limita a su historia y su cultura. Italia es también una gastronomía excepcional, el epicentro de una moda mundialmente conocida, paisajes impresionantes y una atmósfera de dolce vita. Entre sus tierras, mares, lagos, islas y volcanes... ¡Zambúllase completamente en este país de acento cantarín!

3 CIUDADES

ROMA: la ciudad eterna

Roma es una ciudad antigua y romántica con dos mil años de historia y otras tantas fuentes repartidas por la ciudad.

Disfrute de la dolce vita con un caffè ristretto en la Piazza Navona, antiguo circo romano que ahora alberga a numerosos marchantes de arte. Otros lugares, a cada cual más más suntuoso que el anterior, compiten entre sí. Piazza del Popolo, Piazza di Spagna con su magistral escalinata o Campo di Fiori y su colorido mercado. La que atrae a todas las multitudes es, sin duda, la plaza de San Pedro en el Vaticano, frente a la mayor iglesia católica del mundo, la Basílica de San Pedro, y su famosa Capilla Sixtina.

Otros lugares increíbles para visitar son el monumento antiguo más famoso de la ciudad, el Coliseo, y los jardines de Villa Borghese y la Fontana di Trevi. Sea cual sea su medio de transporte, todos los caminos llevan a la Ciudad Eterna. Ninguna estancia es lo suficientemente larga para explorar todas las maravillas que ofrece Roma.

VENECIA: la ciudad de los enamorados

Destino de ensueño para familias y amantes, Venecia es una ciudad majestuosa, un museo al aire libre congelado en el tiempo. Aquí, los coches están prohibidos y se puede circular a pie, en vaporetto o góndola, por sus estrechas calles de encanto casi medieval.

De hecho, la principal atracción es el paseo en estas pequeñas embarcaciones típicamente venecianas, ideales para descubrir la ciudad en todos sus rincones. A lo largo del Gran Canal, las fachadas románticas contrastan con el color oscuro de las góndolas. Le llevan bajo el Puente de los Suspiros o el Puente de Rialto, el más antiguo de la ciudad.

A continuación, diríjase a la plaza más popular de Venecia, San Marcos, lugar ideal de encuentro y reunión carnavalesca, antes de encontrar un poco de paz y tranquilidad en el barrio judío de Cannaregio. No olvide buscar un Bacaro, un bar/restaurante típico, a menudo alejado de las zonas turísticas, para conocer la auténtica Venecia. Pequeños, concurridos y baratos, los Bacari ofrecen vinos locales y cicchetti, aperitivos venecianos.

La ciudad de los mil y un colores nunca dejará de sorprenderle...
ALBEROBELLO: la ciudad de los trullos

Diríjase al extremo sur de Italia, el talón de la bota, para descubrir la joya del país, ¡Puglia! Y especialmente la ciudad de Alberobello, que significa ""árbol hermoso"".

Esta última es famosa por sus inusuales casitas de piedra blanca, construidas con guijarros de piedra caliza. Estos 1400 trullos, con techos piramidales -conocidos como cúpulas-, han sido declarados patrimonio de la UNESCO. El trullo más grande de la ciudad, el ""trullo Sovrano"", está construido en dos plantas y alberga un pequeño museo de tradiciones populares locales. Viva la aventura al máximo pasando al menos una noche en un trullo, una multitud de pequeños hoteles que ofrecen habitaciones bastante modernas, ¡pero con auténtico encanto!

Pasee por las deslumbrantes callejuelas de Alberobello y opte por los paseos matutinos para estar más tranquilo. Las tiendas, los cafés y los restaurantes se encuentran en su mayoría en trullos, lo que hace que la visita sea aún más agradable.

Alberobello y toda la región de Apulia le esperan y le dicen... ¡a presto!